29 de Noviembre de 2017 – UN Watch condenó la “investigación falsa” a Venezuela de esta semana a cargo del único experto de la ONU en derechos humanos autorizado por el régimen de Maduro, luego de 15 años de rechazar repetidas solicitudes de distintos monitores sobre detenciones arbitrarias, libertad de asamblea, libertad de expresión, independencia del poder judicial y ejecuciones arbitrarias.

Alfred de Zayas, nombrado en el puesto creado por Cuba en la ONU denominado “Experto en la Promoción de un Orden Internacional Democrático y Equitativo” fue recibido cálidamente en Caracas el lunes por el ministro de relaciones exteriores venezolano, Jorge Arreaza.

Zayas es un defensor de larga data de Fidel Castro y un héroe para quienes niegan el Holocausto por sus escritos acusando a los Aliados de la Segunda Guerra Mundial de cometer un “genocidio” contra Alemania.

Él es el primer experto de la ONU autorizado a ingresar a Venezuela desde el año 2002.

Una coalición de 50 ONGs envió una carta abierta a Zayas antes de su visita, exhortándolo a que ponga como requisito para su visita que Caracas autorice el ingreso de otros investigadores de la ONU. Él se negó.

Muchas ONGs venezolanas han expresado sus sospechas sobre la visita y le solicitaron a Zayas que se reúna con defensores de los derechos humanos y que hable por las víctimas de Maduro en el país.

El Ministro de Relaciones Exteriores recibe a Zayas

Arreaza saludó a Zayas cálidamente con sonrisas y apretones de manos, en una reunión con él en el Ministro de Relaciones Exteriores. Arreaza ya ha utilizado esta visita para difundir propaganda del gobierno, buscando desviar la culpa por la crisis humanitaria que aqueja al país. La reunión estuvo seguida de una conferencia de prensa, un comunicado de prensa del gobierno y múltiples tweets del Ministro (@CancilleriaVE), y fue ampliamente cubierta por la prensa.

Un tweet proclama que Zayas “se reunirá pronto con el poder popular sin ningún tipo de restricción.” No está claro a quién se refiere, pero no hay señales de que Zayas vaya a reunirse con presos políticos o con líderes de la oposición.

El régimen de Maduro claramente ve un aliado en Zayas. Según Arreaza, el experto de la ONU pro-Castro fue invitado (aún mientras Venezuela le negaba la entrada a otros expertos de la ONU) durante la sesión del Consejo de Derechos Humanos de septiembre de 2017. Este fue un intento transparente de criticar al régimen de Maduro de parte del Alto Comisionado para los Derechos Humanos, Zeid Hussein, a quién Arreaza acusó de manipular el tema de los derechos humanos para atacar a Venezuela.

El hecho de que Zayas se siente cómodo con el régimen no es ningún secreto. De hecho, durante la sesión de septiembre del Consejo, de Zayas participó de un panel presidido por Venezuela y compuesto por expertos de la ONU favorables hacia las dictaduras que atacan a Occidente y defienden a Venezuela. Los otros panelistas fueron Jean Ziegler, fundador y ganador del ahora obsoleto “Premio Qaddafi de Derechos Humanos” y el ex embajador argelino, Idriss Jazairy, quien aceptó $50.000 de Rusia y luego publicó un reporte afirmando que el régimen de Putin es una víctima de las saciones de Occidente.

Los dichos de Arreaza luego de la reunión con de Zayas:

Sobre las saciones económicas contra Venezuela, Arreaza dijo que de Zayas estaba preocupado sobre “el bloqueo financiero contra Venezuela y la forma en que la deuda estaba siendo usada para bloquear el acceso a recursos de inversión social para los venezolanos.”

Sobre la violencia política en abril y julio, Arreaza elogió al gobierno por responder con “democracia” al uso por parte de la oposición de “la calle, el dolor y la muerte para justificar – como en 2002 – un cambio en el gobierno por la fuerza.” Esto, luego de que 163 manifestantes fueran asesinados y otros 15.000 heridos en marchas contra el gobierno en 2017, y de que el gobierno le revocara a la Asamblea Nacional sus poderes legislativos.

De Zayas no condena los crímenes de Maduro:

En vez de usar la reunión como una oportunidad para hacer responsable al régimen de Maduro por los crímenes y exigir un cambio, como se supone que deben actuar los expertos de la ONU, de Zayas habría reconocido los esfuerzos de Maduro por “promover la paz” a través del “diálogo nacional.”

No soprende que el comunicado de prensa del gobierno concluyera con una declaración diciendo que espera que de Zayas emita un reporte reflejando su “equilibrada y rigurosa opinión sobre la realidad venezolana.” Después de todo, Rusia obtuvo un reporte positivo de parte de su experto, Idriss Jazairy.

El comunicado de prensa de de Zayas, del 27 de noviembre de 2017, confirma que se encuentra alineado con el gobierno y que no tiene intención de hablar en nombre de las víctimas de Maduro. Él dice que su visita se tratará sobre la promoción “del progreso social” y “de mejores estándares de vida,” y de investigar el impacto de la sociedad global en “la inversión en alimentos, viviendas, salud y programas educativos…”

Todo esto, mientras que los venezolanos mueren de hambre a una escala masiva, con el 75% de su población habiendo perdido peso en 2017 (algunos hasta 35kg.), niñas de hasta 12 años han sido forzadas a prostituirse para alimentar a sus familias, la malnutrición aguda subió del 8% al 12% en la primera mitad de 2017, y se han alcanzado niveles récord de malaria que no ha sido tratada adecuadamente debido a la falta de medicinas.

El comunicado de prensa de de Zayas también sugiere que la catástrofe de derechos humanos en Venezuela ha sido causada por extranjeros, no por el gobierno venezolano, afirmando “los derechos humanos y el desarrollo trans-fronterizo en el mundo globalizado de hoy” y que hay una necesidad de “fortalecer las relaciones para superar obstáculos” a las libertades civiles. Notablemente, el comunicado de prensa no menciona los muchos crímenes de Maduro: encarcelamiento de presos políticos, el silenciamiento de los líderes de la oposición, la tortura y el asesinato de manifestantes y el haber provocado el hambre masivo.

Author

Ezequiel

Related Posts