Arriba: El Secretario General Kofi Annan con Hillel Neuer, director ejecutivo de UN Watch. Washington DC, Mayo de 2006.

GINEBRA, 18 de Agosto de 2018 – UN Watch lamenta la pérdida de Kofi Annan, un reconocido estadista que será recordado como el secretario general que lideró el movimiento para eliminar a la desacreditada Comisión de Derechos Humanos, y como el primer líder de la ONU que pidió de pública y repetidamente que se le ponga fin al trato tendencioso y obsesivo contra Israel.

UN Watch disfrutó de una larga relación con el Sr. Annan. Incluso cuando reconoció haber “recibido duras críticas por parte de UN Watch”, Annan promovió el trabajo y la misión de UN Watch, y entendió su valor como un monitor externo dedicado a hacer que la organización global rinda cuentas de acuerdo a los principios de la Carta de la ONU.

El apoyo de Annan a la reforma de la Comisión de Derechos Humanos

Annan será recordado por haber liderado exitosamente los esfuerzos para eliminar a la desacreditada Comisión de Derechos Humanos, y como el primer secretario general que denunció sus fallas. En 2005, Annan dejó caer una bomba cuando declaró que los países buscaban ser miembros de la Comisión “no para fortalecer los derechos humanos, sino para protegerse a ellos mismos contra las críticas o para criticar a otros”.

La comisión fue socavada por la “politización de sus sesiones” y por la “selectividad de su trabajo”; sufrió de un profesionalismo en declive” y de un “déficit de credibilidad” – lo que “arrojaba dudas sobre la reputación de todo el sistema de Naciones Unidas”.

Annan propuso crear un nuevo Consejo de Derechos Humanos. Sin embargo, cuando vio que este empezaba a repetir las patologías de su predecesora, como el trato injusto contra Israel, él se manifestó expresando su esperanza de que el Consejo lidiaría con el problema del Medio Oriente “de forma imparcial” y que “no permitiría que se monopolice la atención a expensas de otros lugares donde se producen violaciones iguales o peores”.

Annan combatió la discriminación anti-Israel de la ONU

Annan fue el primer Secretario General de la ONU que se unió consistentemente al llamado de UN Watch hacia la organización mundial para que ponga fin a su actitud auto-destructiva y discriminatoria contra Israel

En 1998, en una visita a Israel, Annan reconoció el sesgo de la ONU contra el Estado judío, y pidió que “se rectificara una anomalía: la posición de Israel como el único Estado miembro que no es miembro de ningún grupo regional, lo que significa que no tiene la oportunidad de ser electo para ocupar bancas en órganos importantes como el Consejo de Seguridad o el Consejo Económico y Social. Esta anomalía debería ser corregida. Debemos sostener el principio de igualdad entre los Estados miembros de las Naciones Unidas”.

Annan reconoció que “los israelíes ven la hipocresía y el doble estándar en el escrutinio intenso que se le da a algunas de las acciones de Israel, mientras que otras situaciones no atraen la indignación y las condenas del mundo.”

Annan pidió la “normalización del estatus de Israel en las Naciones Unidas”.

En 1999, cuando hablaba durante un tributo al fundador de UN Watch, Morris Abram, Annan dijo que “la exclusión de Israel del sistema de grupos regionales, el escrutinio intenso sobre algunas acciones de Israel, mientras que otras situaciones no logran atraer interés; estas circunstancias han dado una impresión lamentable de sesgo y parcialidad”.

En numerosas ocasiones, Annan repitió sus objeciones contra la exclusión de Israel de cualquier grupo regional, lo que eventualmente llevó a la inclusión de Israel en el grupo occidental.

Annan se opuso al antisemitismo, lideró la primera Recordación del Holocausto de la ONU

Como secretario general, Annan jugó un rol singular liderando los esfuerzos exitosos por convocar a una sesión especial de la ONU para conmemorar la liberación de Auschwitz, así como para consagrar la conmemoración anual del Holocausto en la ONU.

Annan lanzó esta importante conversación el 21 de junio de 2004. Por primera vez en su historia, las Naciones Unidas organizaron un importante evento dedicado al combate contra el antisemitismo.

“Una agenda de derechos humanos que no trata el antisemitismo niega su propia historia”, dijo Annan, mientras apelaba a los oficiales de derechos humanos de la ONU para que adoptaran la causa del combate contra el antisemitismo. Él pidió a los Estados miembros que tomaran acciones contra el antisemitismo, y también exhortó a los Estados miembros a que sigan el ejemplo de la OCDE y que declararan “sin ambigüedades que los sucesos internacionales y los problemas políticos, incluyendo aquellos que ocurren en Israel y en otras partes de Oriente Medio, nunca justifican el antisemitismo”.

Viendo como el antisemitismo fue ignorado en la ONU, incluso cuando se condenaban otras formas de discriminación, Annan preguntó: “¿No tienen los judíos el derecho al mismo grado de preocupación y protección?”.

El llamado de Annan a la acción estaba dirigido específicamente al aparato de derechos humanos de su organización – la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos (ACNUDH) – para que trabajara con los expertos de la ONU sobre racismo y tolerancia religiosa para que “exploraran activamente los medios para combatir el antisemitismo de forma más efectiva en el futuro”.

Lamentablemente, como lo documentó UN Watch en el reporte 2008-2007, el llamado de Annan a la acción fue ignorado, y el Alto Comisionado Zeid no ha tomaba ninguna acción significativa durante su mandato de cuatro años.

Annan reconoció el trabajo valioso de UN Watch

“Aprecio profundamente el valioso trabajo que realiza UN Watch,” escribió Annan. “Creo que la evaluación informada e independiente de las actividades de las Naciones Unidas demostrará ser una fuente vital,” agregó. Annan también expresó su gratitud hacia el fundador de UN Watch, el embajador Morris Abram, por su apoyo en un “momento crítico” cuando Abram se acercó a los lideres del Congreso de Estados Unidos para ayudar a resolver el problemas de los pagos atrasados de deberes hacia Naciones Unidas.

En 1999, Annan habló en la cena tributo realizada en honor a Abram, a quien describió como un “fuerte promotor de la libertad, la tolerancia y los derechos civiles” y como un “ciudadano global de primer nivel”. Annan dijo todo esto “incluso como líder de una organización que ha recibido duras críticas por parte de UN Watch”.

Author

Ezequiel

Related Posts