GINEBRA, 1 de Febrero de 2018 – El grupo de derechos humanos con sede en Ginebra, UN Watch, condenó la elección de Turquía en la ONU como vicepresidente del comité que acredita y supervisa el trabajo de los grupos no gubernamentales de derechos humanos en la organización internacional, señalando que el régimen de Erdogan arresta, encarcela y persigue a activistas dederechos humanos, periodistas y estudiantes.

“Elegir al régimen de Erdogan en Turquía para supervisar el trabajo de los activistas de derechos humanos en la ONU es como elegir al zorro para que cuide el gallinero, mientras este sigue limpiándose las plumas de su última cena”, dijo Hillel Neuer, director ejecutivo de UN Watch.

“Esta elección es absurda, y es una mancha en la reputación de las Naciones Unidas en su totalidad”, dijo Neuer.

El diplomático electo el 29 de enero para representar al régimen de Erdogan en el comité es Ceren Hande Özgür.

“Esto demuestra el grado en que este comité vital – que tiene el poder de suspender las credenciales de la ONU de grupos de derechos humanos – ha sido secuestrado por las peores dictaduras del mundo”.

La galería de corruptos incluye a Irán, China, Rusia, Turquía…

Neuer destacó que la mayoría de los 19 miembros del comité son regímenes que son hostiles hacia los activistas de derechos humanos, incluyendo a Burundi, China, Cuba, Irán, Mauritania, Nicaragua, Pakistán, Rusia, Turquía y Venezuela.

“Lamentablemente, mientras India y Sudáfrica son democracias, a menudo votan junto con las dictaduras”, dijo Neuer.

Turquía persigue a ONGs

A pesar de su elección en la ONU, Turquía se destaca por su persecución contra activistas de ONGs, según lo documenta Freedom House:

  • Desde el intento de golpe de Estado en 2016, 1500 organizaciones de la sociedad civil han sido clausuradas y sus propiedades confiscadas. Los grupos atacados trabajan sobre tortura, violencia doméstica, y en asistencia para refugiados y desplazados internos.
  • En 2017, Turquía arrestó a un número de importantes activistas de derechos humanos por cargos de terrorismo. Osman Kavala, el líder de la sociedad civil más prominente de Turquía, fue detenido en octubre y acusado de intentar derrocar al orden constitucional.
  • En junio de 2017, el presidente de la rama de Amnistía Internacional en Turquía fue arrestado, acusado de terrorismo.
  • En julio, una redada durante una sesión de entrenamiento de rutina de defensores de derechos humanos resultó en el arresto de ocho representantes de las organizaciones de derechos humanos más importantes de Turquía, junto con dos entrenadores extranjeros. Fueron eventualmente liberados a espera de un juicio.
  • Los periodistas son perseguidos y varios medios fueron clausurados.
  • Las autoridades cotidianamente prohiben reuniones de críticos del gobierno afirmando preocupaciones por la seguridad, mientras que se permiten las manifestaciones a favor del gobierno.
  • Se impusieron restricciones a la celebración del Día Internacional de Trabajador por parte de grupos de izquierda y laboristas, eventos LGBT, protestas de víctimas de la purga y a reuniones de partidos políticos de la oposición. La policía utiliza la fuerza para desmantelar eventos no autorizados.

Author

Ezequiel

Related Posts